Aplicación de La Ventaja

Las reglas del fútbol, han sido y serán, un elemento para la discusión y el análisis, entre otras razones, por los múltiples enfoques e interpretaciones; que los seguidores de este deporte le han querido dar; pero precisamente la fortaleza del reglamento del deporte más practicado en el mundo, se basa en su sencillez y practicidad a la hora de aplicarlo, porque tácitamente, existe en él, lo que muchos han dado por llamar “el espíritu de la regla”, el cual permite interpretaciones más amplias, de lo planteado taxativamente en el texto.

En base a lo antes comentado, podemos reflexionar y analizar, sobre en qué momento, la discrecionalidad del árbitro, se puede convertir en flexibilidad en la aplicación de la regla, lo cual, sin duda, conlleva a interpretaciones particulares o convenientes de acuerdo a la circunstancia propia del partido, es por ello, que la International Board; ha querido en estas nuevas modificaciones, que entraron en vigencia en Junio de este año, se disminuyan a su mínima expresión, por no decir, se elimine totalmente, el factor discrecionalidad de los colegiados, para ello y sin estar, específicamente establecido en el reglamento, realiza recomendaciones, que deben ser tomadas como directrices, para reducir al mínimo, cualquier interpretación diferente a lo explicitado en el texto legal.

En base a lo antes indicado, hoy tomaremos como ejemplo, la llamada “Ley de la Ventaja”, mal llamada así por el colectivo futbolero, pues en realidad su verdadero nombre es “Ventaja” o aplicación de la “Ventaja” ya que no es una Ley como tal y por ende no está establecida en el Reglamento; es una recomendación para el buen desempeño de los Jueces en sus partidos, y la misma tiene por objetivo superior, conseguir que en una acción ofensiva, al ocurrir una infracción, se permita la continuidad de la jugada, con la intención de dar dinamismo al juego y facilitar la oportunidad al equipo atacante de continuar su accionar, que bien podría culminar en la consecución del objetivo del juego, es decir, en marcar un Gol.

En este sentido, la International Board, ha realizado modificaciones muy específicas y define cuatro básicas para su aplicación, que serán de obligatorio cumplimiento y a continuación las describo: 1. La gravedad de la infracción: si la infracción justifica una expulsión, el árbitro deberá detener el juego y expulsar al jugador, a menos que se presente una oportunidad manifiesta de gol; es importante destacar, que de igual manera, así se haya aplicado la ventaja, el Árbitro podrá aplicar la sanción disciplinaria correspondiente una vez finalizada la jugada, independientemente el resultado de la misma;  2. La ubicación en el campo en donde se cometió la infracción: cuanto más cerca de la portería adversaria, más efectiva será la ventaja; en otras palabras, difícilmente en el mediocampo es recomendable aplicar la Ventaja; 3. La posibilidad de un contraataque peligroso contra la portería adversaria, el árbitro deberá dejar jugar, pues existe una opción franca de conseguir un gol y 4. El ambiente reinante en el partido: aquí entra en juego, la lectura del partido, es decir, si los ánimos en el juego están muy caldeados, no deberá otorgar la Ventaja y deberá apegarse al reglamento desde el punto de vista disciplinario.

Ahora bien, hasta esta nueva modificación, la discrecionalidad del árbitro, tenía un peso específico, pues no habían lineamientos escritos, que indicaran, cuáles eran los preceptos, que debía tener un Juez, en su mente, para aplicarlo; aunque habían por supuesto directrices generales. En este sentido, es importante destacar, que esta práctica, ha diferenciado a Árbitros, siendo siempre mejor evaluados, aquellos quienes involucrados en el partido, están un paso adelante y deciden acertadamente en fracciones de segundo, al momento de aplicar esta facilidad de la regla, para ello, recordemos y tomemos como ejemplo, quien a mi criterio, ha sido el mejor Árbitro, en la historia del fútbol reciente, el argentino Horacio Elizondo; precisamente se diferenciaba del resto, entre otros detalles,  por su acertado criterio al momento de aplicar la Ventaja.

Por lo anteriormente expuesto, podemos concluir, que a pesar de existir, ahora lineamientos más claros, a la hora de la aplicación de la Ventaja, no son los únicos, debido a que cada partido, tiene su historia y por ende, se presentarán situaciones diferentes y de un espectro más amplio, que las especificadas anteriormente; por lo que la discrecionalidad y la experiencia del árbitro, siempre estarán en juego, y se deberán conjugar, para definir de manera acertada, cuando se presenten este tipo de situaciones.

. ….Definitivamente no es fácil ser Árbitro….

lenindavidrodriguez@gmail.com y @leninarbitro